lunes, mayo 12, 2008

El amor en los tiempos del cólera


























Esta novela es considerada una de las mas bonitas novelas de amor de la literatura universal. Después de Cien años de Soledad, es la obra mas aclamada del Premio Nobel Gabriel García Márquez.

Hablando hace unos momentos con mi amigo Carlos, me ha dicho que ha disfrutado de la versión cinematográfica interpretada por Bardem.

Abajo el trailer en español de la película y que contiene una canción muy bonita de Shakira, La despedida.



Y a continuación os dejo unos cuantos párrafos que tengo subrayados en esta magnífica novela.

...el corazón le saltó en astillas cuando vio a su hombre tendido bocarriba en el lodo, ya muerto en vida, pero resistiéndose todavía un último minuto al coletazo final de la muerte para que ella tuviera tiempo de llegar. alcanzó a reconocerla en el tumulto a través de las lágrimas del dolor irrepetible de morirse sin ella, y la miró por última vez para siempre jamás con los ojos más luminosos, más tristes y más agradecidos que ella no le vio nunca en medio siglo de vida en común, y alcanzó a decirle con el último aliento:
....”-sólo dios sabe cuánto te quise.”


Todo lo que fue del esposo le atizaba el llanto: las pantuflas de borlas, la piyama debajo de la almohada, el espacio sin él en la luna del tocador, su olor personal en su propia piel. La estremeció un pensamiento vago: "La gente que uno quiere debería morirse con todas sus cosas".



La lección no se interrumpió, pero la niña levantó la vista para ver quién pasaba por la ventana, y esa mirada casual fue el origen de un cataclismo de amor que medio siglo después aún no había terminado.



De esa época venían sus teorías más bien simplistas sobre la relación entre lo físico de las mujeres y sus aptitudes para el amor. Desconfiaba del tipo sensual, las que parecían capaces de comerse crudo a un caimán de aguja, y que solían ser las más pasivas en la cama. Su tipo era el contrario: esas ranitas escuálidas por las que nadie se tomaba el trabajo de volverse a mirar en la calle, que parecían quedar en nada cuando se quitaban la ropa, que daban lástima por el crujido de los huesos al primer impacto, y sin embargo podían dejar listo para el cajón de basura al más hablador de los machucantes.




2 comentarios:

Carlos Pérez dijo...

Excelente historia y excelente entrada la tuya.

Me encanta sobretodo el primer parrafo que has posteado, que es cuando muere el marido de ella.

Es muy bonito !!

La verdad que en la película no se disfruta tanto de la galantería de las palabras de Garcia Marquez...

Anónimo dijo...

Disfruta los mejores juegos online en www.kejuegos.com